El ‘big data’ revoluciona los procesos de selección

hpjsku2uysu-carlos-muza

El análisis masivo de datos durante los procesos de selección permite a las empresas conocer mejor a los candidatos y predecir de una forma objetiva si su perfil encaja en nuestra compañía. El rastro que los profesionales dejan en la red, su agenda de contactos y los resultados de pruebas específicas revelan información sobre sus valores, sus fortalezas y debilidades.

La enorme cantidad de información de un posible candidato a la que podemos acceder está revolucionando los procesos de selección. Las técnicas de big data han llegado al mundo de la gestión de personas y ahora es más fácil prever qué candidato encajará mejor en nuestra compañía.

El rastro que los aspirantes dejan en la Red, el contenido de sus currículos y los resultados de pruebas específicas permiten a las organizaciones conocer datos tan relevantes como lo propensa que es una persona a cambiar de trabajo, su capacidad para relacionarse con gente de su sector o los valores que tiene como profesional. Se recopilan estos datos, se interpretan y se comprenden a través de algoritmos específicos para determinar de una manera objetiva el grado de éxito que alcanzará el futuro empleado.

La aplicación del big data en recursos humanos es una técnica muy reciente que está en pleno crecimiento y que va a marcar la manera en la que las compañías van a seleccionar a sus candidatos. Los reclutadores tienen que valorar nuevos perfiles cada vez más digitalizados que cuentan con nuevas competencias, por esa razón necesitan herramientas específicas que les ayuden a procesar la información. De la misma forma, la manera de buscar trabajo también cambia, y los profesionales deben ser conscientes de que sus acciones en internet o redes sociales aporta mucha más información a las organizaciones de lo que podría parecer.

Qué datos se analizan

Uno de ellos es la frecuencia con la que los candidatos participan en foros y redes sociales.

El despegue de las redes sociales y la aparición de herramientas que capaces de procesar la información son algunos de los factores que han hecho que se extienda el uso del big data para captar talento.

Uno de los primeros pasos que llevamos a cabo desde SeproSer es analizar la huella digital de los candidatos. Por ejemplo, se espera que los candidatos sean activos en plataformas como LinkedIn, que actualicen contenidos una vez a la semana y que compartan artículos relacionados con su sector. Las redes personales, como Facebook, también juegan un papel importante, ya que revelan los intereses de los profesionales, cuáles son sus valores y, como consecuencia, si van a encajar con la cultura de la empresa. Twitter es otra de las plataformas más consultadas y en ella se estudian, sobre todo, las interacciones de los usuarios para poder determinar el control emocional de cada uno de los perfiles. Por ejemplo, las personas que son activas en tres o cuatro plataformas tienden a permanecer más tiempo en sus compañías. Por el contrario, alguien que actualiza las redes profesionales de forma constante puede ser un candidato propenso a cambiar de trabajo. La investigación en estas plataformas también permite conocer las tendencias narcisistas del aspirante y cómo influirá en el equipo. Se valoran las fotos que se cuelgan, las habilidades comunicativas y las asociaciones a las que se pertenece.

Panorama

El big data está influyendo en todas las fases de los procesos de selección, desde el Marketing de las ofertas hasta el employer branding del cliente, el análisis de priorización de candidatos, la planificación de las preguntas de una entrevista trabajo, pasando por cómo conocer a quien retener y a quien promocionar.

El reto es que las técnicas de análisis de RRHH se adapten a los objetivos de cada proyecto y que integren toda la información que llega de fuentes tan distintas como currículos, cartas de presentación, recomendaciones o pruebas grupales. ¿Posible o imposible? En un mundo en constante movimiento en el que la tecnología ha revolucionado nuevas formas de reinventar negocios parece que el big data es una herramienta que más pronto que tarde nos ayudará a los profesionales del sector a alcanzar cotas de eficacia en la gestión de personas nunca antes vista hasta el momento.

Be Sociable, Share!

    Deja un comentario